martes, 8 de mayo de 2012

¿Se pierde la salvación? opine usted (Ps. Napoleón y Emperatriz)












(Ps. Napoleón y Emperatriz)
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En esta sección meditaremos en el
tema mas polémico pero  constructivo 
que cea de ayuda para usted  a DIOS cea la gloria y la honra
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tema: ¿se pierde la salvación?
Texto:(filipenses 2:12)
Titulo: Palabras que constan que la salvación la podemos perder
Introducción:
filp.12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, RV1960)(Ezequiel 33:13-17). Si yo le prometo vida a un hombre bueno, y éste, ateniéndose a su bondad, hace el mal, no tomaré en cuenta ninguna buena acción suya, sino que morirá por el mal que haya cometido.14 Y si condeno a morir a un malvado, y este deja el pecado y actúa bien y con justicia,15 y devuelve lo que había recibido en prenda o lo que había robado, y cumple las leyes que dan la vida y deja de hacer lo malo, ciertamente vivirá y no morirá.16 Puesto que ahora actúa bien y con justicia, vivirá, y no me acordaré de ninguno de los pecados que había cometido.”17
(1). Importancia de la salvación anunciada1 Por esta causa debemos prestar mucha más atención al mensaje que hemos oído, para que no nos apartemos del camino.2 Los mandamientos que Dios dio en otros tiempos por medio de los ángeles, tenían fuerza de ley, y quienes pecaron y los desobedecieron fueron castigados justamente.3 ¿Cómo, pues, escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? Pues el mismo Señor fue quien anunció primero esta salvación, la cual después confirmaron entre nosotros los que oyeron ese mensaje.4 Además, Dios la ha confirmado con señales, maravillas y muchos milagros, y por medio del Espíritu Santo, que nos ha dado de diferentes maneras, conforme a su voluntad.( Hebreos 2:1)(BDHH)
(2).El cristiano necesita la fortaleza de DIOS
(HEBREOS 10:36-39)
36 Ustedes necesitan tener fortaleza en el sufrimiento, para hacer la voluntad de Dios y recibir así lo que él ha prometido.37 Pues la Escritura dice:
«Pronto, muy pronto,
vendrá el que tiene que venir.
No tardará.
38 Mi justo por la fe vivirá;
pero si se vuelve atrás,
no estaré contento de él.»
39 Y nosotros no somos de los que se vuelven atrás y van a su condenación, sino de los que alcanzan la salvación porque tienen fe. (BDHH)

(3).Exhortación a la vigilancia14 Procuren estar en paz con todos y llevar una vida santa; pues sin la santidad, nadie podrá ver al Señor.

(4).Para entrar en el reino de los cielos es necesario hacer la voluntad de DIOS

(Mateo 7:21-23)21 »No todos los que me dicen: “Señor, Señor”, entrarán en el reino de los cielos, sino solamente los que hacen la voluntad de mi Padre celestial.22 Aquel día muchos me dirán: “Señor, Señor, nosotros comunicamos mensajes en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros.”23 Pero entonces les contestaré: “Nunca los conocí; ¡aléjense de mí, malhechores!”

Romanos 10:9-11)
9 Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo. 10 Pues es por creer en tu corazón que eres declarado justo a los ojos de Dios y es por confesarlo con tu boca que eres salvo. 11 Como nos dicen las Escrituras: «Todo el que confíe en él jamás será deshonrado»(BIBLIA  NUEVA TRADUCCION VIVIENTE)

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. - Romanos. 8:1.

(5).Vivir por el poder del Espíritu

16 Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. 17 La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones, 18 pero cuando el Espíritu los guía, ya no están obligados a cumplir la ley de Moisés.
19 Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, 20 idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones, 21 envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios
(Tito:1:16)
16 Tales personas afirman que conocen a Dios, pero lo niegan con su manera de vivir. Son detestables y desobedientes, no sirven para hacer nada bueno.( Apocalipsis 3:20-21)
Conclusión: textos que afirman que la salvación la podemos perder
Oración: señor. Ayúdanos a reconocer los tiempos que estamos pasando amen yamen
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(siguiente sermón ha continuación)
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Tema: los que afirman que la salvación no se pierde
Texto:(s. Juan 3:16) los salvos siempre salvo “s,s,s”
Titulo: la salvación es liberación genuina
Introducción: La Salvación ¿se pierde??
Una de las Doctrinas de algunos de los sectores del Protestantismo que han devengado en  “cultos” es la Doctrina de “salvo, siempre salvo” lo cual quiere decir que una vez que el creyente obtiene la Salvación JAMAS la pierde. Estos grupos han perdido el sentido Evangélico  y la Doctrina de Jesús terminando por ser lo que tanto critican y que tan bien lo describió San Pablo en  II Timoteo  4, 3
 “Pues vendrá un tiempo en que los hombres ya no soportaran la sana doctrina, sino que se buscaran un montón de maestros según sus deseos. Estarán ávidos de novedades y se apartaran de la verdad para volverse a puros cuentos”
Estas personas solo estudian a San Pablo como si Pablo fuera el Verbo de Dios encarnado y descartan la doctrina Evangélica de Jesús, el Señor .Al oírlos talmente  parece que fue San Pablo quien murió en la Cruz por nuestros pecados, para ellos Jesús vino a apoyar lo que dijo Pablo y es lo  contrario!
Para entender a Pablo hay que leerlo mirándolo a través de la Doctrina de Jesús, Pablo vino a predicar a Jesús y no lo contrario, cuando se ve la Doctrina Paulina a través del mensaje de Jesús, la Palabra toma su dimensión Evangélica, de lo contrario estaremos creando  “nuestra propia doctrina” y como bien dijo Pablo en I Corintios 15, 1 -3:
“Hermanos les recuerdo la Buena Nueva que les predique, que ustedes recibieron y en la que perseveran firmes. Por ese Evangelio ustedes se salvan, con tal que lo guarden tal como yo se los predique. De otro modo HABRIAN CREIDO EN VANO”  
Esa es la Sana Doctrina, creer el Evangelio de la forma que le fue entregado a los Apóstoles, de lo contrario “se habrá creído en vano” .Me temo querido hermano que si sigues esta Doctrina de “Salvo siempre salvo”  estas creyendo en vano y peligra tu salvación.
No hay ni una sola intervención de Jesús que afirme que la Salvación una vez recibida nunca se pierde, todo lo contrario y daremos versículos al final como apoyo, no hay una sola cita en los Padres de la Iglesia de los primeros trescientos años del Cristianismo que nos hable de esta doctrina, no existe ningún Concilio que haya hablado al respecto, ninguno de los Reformadores  hablaron de esta Doctrina..Solo Calvino hablo de la predestinación pero en un contexto totalmente diferente. Esta Doctrina no se conoció hasta mediados de los años 1980.En Teología hay un axioma que dice “si en teología hay algo nuevo, lo más probable es que no sea cierto”. EL Espíritu Santo que fue prometido para “introducir a la Iglesia a la verdad” no hubiera callado dos mil años una doctrina esencial a la Salvación. Con estas Doctrinas surgida al albor de los últimos tiempos tenemos que aplicarle las palabras de Jesús en San Mateo 24, 11-13


Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. - Juan 3:16.

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Juan 10:27.

Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. - Juan 10:29.

Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. - Hechos 2:21.

Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos. - Hechos 15:11.

Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús. - Ro. 3:24.
Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. - Ro. 8:1.

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. - Ro. 8:32-39.
Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. - Ro. 10:13.
Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. - Efesios 2:8-9.
Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. - Hebreos 5:7-9
Conclusión: la salvación es una palaba eterna somos nosotros quienes podemos perderla
Oración: señor hazme conocer mi salvación y estar seguro de la misma (amen y amen)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada